Disparos y explosiones se escucharon este viernes en el suburbio de Wadi Rabie, a unos 30 kilómetros al sur de la capital, Trípoli, cuando las fuerzas del Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN) de Libia intentaron bloquear una ofensiva del Ejército Nacional Libio (ENL), encabezado por el general Jalifa Haftar.

El mundo ve con preocupación la situación en Libia, pues teme una nueva y sangrienta guerra civil. La división del país rico en petróleo nos lleva a 2014, cuando diversas facciones no aceptaron los resultados de unas controvertidas elecciones.

La Organización de las Nacionales Unidas (ONU) ha impulsado varias rondas de negociaciones de reconciliación nacional, todas infructuosas. Libia todavía está lejos de la paz, desde el derrocamiento del exdictador libio Muamar Gadafi.

Fuente