«No son solo 800.000 migrantes que están potencialmente listos para partir, sino también los libios que huyen de esta guerra», dijo el líder del Gobierno reconocido por la comunidad internacional.

También, en una entrevista con otro periódico italiano Il Corriere della Sera, Al Sarraj llamó a tomar medidas para salvar a la población civil y detener la agresión del comandante del Ejército Nacional Libio (ENL), mariscal Jalifa Haftar.

Según el jefe del Gobierno, con ataques a instalaciones civiles y centros de salud, Haftar lucha contra los civiles.

«Haftar dice que ataca a los terroristas, pero aquí solo hay civiles», dijo Sarraj a un corresponsal de Il Corriere della Sera.

El pasado 4 de abril, la crisis libia entró en una nueva espiral de tensión después de que el mariscal ordenara una ofensiva contra Trípoli para «liberarla de los terroristas».

Tres días más tarde, las fuerzas leales al Gobierno de Unidad Nacional anunciaron la operación Volcán de Ira contra las tropas de Haftar, mientras el ENL lanzó la fase aérea de su ofensiva.

Fuente