El Líbano ha tomado medidas para ayudar a Siria en medio de su actual crisis de combustible, dijo una fuente en Damasco a Al-Masdar News anoche.

Según la fuente, el Líbano ha comenzado a proporcionar a Siria envíos diarios de combustible, lo que ha ayudado inmensamente a Damasco a medida que se enfrentan a la crisis.

La fuente dijo que se espera que esto sea una medida temporal, ya que Damsacus está trabajando con Irán para encontrar una manera de reanudar las entregas regulares de petróleo.

Si bien el Líbano no es un importante productor de petróleo, lo poco que pueden vender a Siria ha ayudado a Damasco en los últimos días.

La crisis del combustible en Siria comenzó a fines del año pasado cuando se impidió que los barcos iraníes ingresaran al Mediterráneo como parte de las sanciones de los Estados Unidos restablecidas por el presidente Donald Trump en Teherán.

En ese momento, Siria tenía suficiente combustible para atravesar el invierno, pero a medida que pasaban las semanas sin grandes entregas de petróleo, el gobierno se había visto obligado a imponer restricciones a la cantidad de combustible que los sirios pueden comprar para sus vehículos motorizados.

Fuente