Este martes, la quinta jornada oficial de la campaña electoral en España terminó con un debate televisivo en el que participaron los números dos de los principales partidos políticos. El debate se convirtió, como se esperaba, en un duelo entre las tendencias de izquierda y derecha. El independentismo catalán y del País Vasco fue uno de los temas dominantes.

El ausente del evento fue el partido ultraderechista Vox, sin embargo su nombre no quedó fuera del debate. Vox, no estuvo presente por no tener escaños en el Congreso, de acuerdo a la ley electoral.

No obstante, un reciente sondeo dice que Vox obtendría 32 sillones de los 350, pudiéndose convertir en la cuarta formación más votada.

De este modo el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ganaría con más del 31 % de los votos, y otra vez habría que esperar que coaliciones formarían un nuevo gobierno.

 

Fuente