Bruselas está lista para apoyar a sus compañías y lanzar un caso ante la OMC si Washington promulga una ley que permita a los ciudadanos estadounidenses demandar a empresas extranjeras que hacen negocios en Cuba.
T
Funcionarios de la UE oprimieron la suspensión esperada de una sección de la Ley Helms-Burton que otorga a los ciudadanos estadounidenses el derecho a presentar demandas contra compañías extranjeras que se benefician de propiedades que Cuba confiscó o nacionalizó después de la revolución de 1959.

En una carta de Reuters, el jefe de política exterior de la UE, Federica Mogherini, y la comisionada de Comercio de la UE, Cecilia Malmstrom, recordaron a Washington que la UE podría relanzar un caso de la OMC sobre el tema. Bruselas suspendió el caso en virtud de un acuerdo de 1998 con los Estados Unidos, ya que Washington otorgó exenciones a las empresas de la UE.

«En su defecto, la UE estará obligada a utilizar todos los medios a su disposición, incluso en cooperación con otros socios internacionales, para proteger sus intereses», escribieron los dos funcionarios al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

«La UE está considerando un posible lanzamiento del caso de la OMC», agregó la carta del 10 de abril.

Mogherini y Malmstrom también advirtieron que una medida de este tipo por parte de Washington solo obstaculizaría el clima comercial y generaría un «círculo de reclamaciones», pero no «traería justicia» a los reclamantes. Por lo tanto, los tribunales de la UE podrían permitir a las empresas europeas reclamar las pérdidas causadas por los juicios en Cuba, ya que los 50 mayores reclamantes potenciales, que representan más del 70 por ciento del valor de las reclamaciones, tienen activos en el territorio de la UE.

Mientras tanto, La Habana y Bruselas celebraron el primer diálogo bilateral sobre la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 de Naciones Unidas, durante el cual la UE anunció que lanzará proyectos de desarrollo en Cuba por un valor de $ 62 millones. Los proyectos cubrirán áreas como seguridad alimentaria, energía sostenible, desarrollo económico y cultura, anunció el Director General de Cooperación Internacional y Desarrollo, Stefano Manservisi, al reunirse el martes con el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez.

Se informó que el funcionario también calificó de ilegal la posible reactivación de la Ley Helms-Burton por parte de los Estados Unidos, diciendo que la medida es extraterritorial y contraria a la ley internacional. Al mismo tiempo, el embajador de la UE en La Habana, Alberto Navarro, advirtió que las acciones de Estados Unidos crearán “aún más confusión para las inversiones extranjeras” que ayudan a Cuba y causan “sufrimiento” a su gente.

Fuente