En el puerto de Corinto, principal entrada marítima de Nicaragua, avanzan hoy las tareas de descarga de un envío de 33 mil toneladas de trigo donadas por Rusia.

Este miércoles atracó en ese ancladero del noroccidental departamento de Chinandega, considerado el más seguro de Centroamérica, el buque Pretty Jack en cuyas bodegas arribó la primera parte del cereal que el gigante eurasiático destinó al pueblo nicaragüense.

La Empresa Nicaragüense de Exportaciones e Importaciones (Enimex) precisó que durante el presente año habrá tres envíos más con el mismo origen y condiciones hasta completar la cifra de 133 mil toneladas.

El pasado día 10 a través de la Comisión Mixta Rusia-Nicaragua ambos gobiernos firmaron acuerdos tendientes al fortalecimiento de las relaciones económicas y comerciales bilaterales.

El aporte proveniente de Rusia garantizará el abastecimiento de harina para la elaboración de pan en Nicaragua a lo largo del año, comentó a principios de esta semana Juan Pablo Estrada, presidente de la Cámara Nacional de Panificadores.

Al propio tiempo el dirigente gremial señaló que el consumo de pan a nivel nacional descendió un 30 por ciento desde el comienzo hace justo un año de las acciones violentas organizadas por grupos opositores.

Por tanto, y a pesar de la buena noticia que representa la donación del cereal procedente de Rusia, estimó que las proyecciones de crecimiento del rubro para este año no se cumplirán.

Estrada denunció que una de las principales cadenas extranjeras de supermercados que operan en el país dejó de comprarle pan a la industria nacional.

Fuente