El abogado internacional Barry Grossman dice que el acto de cerrar la cuenta de Google de Press TV no es más que una amenaza directa de los Estados Unidos a la libertad de expresión.

Fuente