Boxeo verbal en Ucrania; Petro Poroshenko, actual presidente y candidato a la reelección frente a Vladimir Zelenski, actor reconocido y candidato favorito a la Presidencia.

Ha sido un debate electoral sin precedentes en el Estadio Olímpico de Kiev. Los contrincantes se lanzaron pullas sobre la corrupción, el conflicto en Donbás y por supuesto el gran vecino: Rusia. Poroshenko le echó en cara la inexperiencia política de Zelenski y lo acusó de ser candidato del Kremlin.

Zelenski negó cualquier lazo con Rusia, y todo lo contrario: dijo que de ser elegido, el país seguiría el curso europeo. Criticó duramente a Poroshenko por la corrupción en las altas esferas del poder y entre la burocracia, expresó que en las presidenciales de 2015 había votado por él, pero se arrepintió, y prometió acabar con el sistema actual.

El actor se definió como el resultado de los errores del actual mandatario, entre los que destacó los cinco años de guerra con las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, independizadas de Ucrania en 2014. Según él, hará todo lo posible para acabar con el conflicto.

Poroshenko, que cuenta con el 22 % de la intención de votos, según los últimos sondeos, frente al 58 % de Zelenski, trataba de hacerlo quedar mal cuestionando sus promesas y tratando de enlazarlo con la oligarquía.

El cruce de palabras duró apenas una hora. En Ucrania dan la victoria a Zelenski, lo cual frustraría los intentos de Poroshenko de conseguir el voto del 20 % de los indecisos, e incluso, de quienes ya habían apostado por el humorista.

Este sábado es el día de reflexión y el domingo, el día en que Zelenski podría hacer realidad su rol del profesor que termina siendo presidente, protagonizado en una conocida serie.

 

Fuente