La petrolera rusa Rosneft ha definido como «mentira descarada» y «provocación» el hecho de que Reuters acusara a Venezuela de emplear su compañía para eludir las sanciones que le impuso Estados Unidos y ha defendido la necesidad de denunciar a esa agencia de noticias por sus «acciones abusivas» en Rusia.

De hecho, esta firma estima que este «sabotaje informativo» que Reuters «practica de manera sistemática» constata que «ha suspendido sus actividades como agencia de noticias y medio de comunicación», debido a que «crea y divulga desinformaciones deliberadas».

Los responsables de Rosneft han ido más allá y han destacado que Reuters «legaliza rumores en favor de sus clientes y elabora pretextos mediáticos para perjudicar a la economía y las empresas» de Rusia, así como al propio «Estado ruso».

El pasado 18 de abril, la periodista Marianna Párraga escribió que la petrolera estatal venezolana PDVSA emplea a Rosneft para «canalizar el flujo de efectivo de las ventas de petróleo de Venezuela».

Según esta versión, la entidad rusa «paga a PDVSA inmediatamente con un descuento sobre el precio de venta» para evitar «el plazo habitual de 30 a 90 días para completar las transacciones» y «cobra el monto total más tarde a los compradores».

 

Fuente