Turquía ha censurado al presidente francés Emmanuel Macron por hospedar a una delegación de militantes kurdos, acusando a París de intentar dar legitimidad a un grupo «terrorista».

Macron recibió a los representantes de las llamadas Fuerzas Democráticas kurdas(SDF), una alianza anti damascena apoyada por Estados Unidos de militantes principalmente kurdos, en París el viernes.

Esto es mientras Ankara considera al SDF como una organización terrorista y una extensión del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) que ha estado librando una sangrienta guerra contra Turquía durante décadas.

En un comunicado emitido el viernes, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía, Hami Aksoy, dijo que el presidente francés estaba «tratando de conferir legitimidad artificial a una facción de grupos terroristas».

«Condenamos la recepción por parte del presidente francés Emmanuel Macron de una delegación de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (SDF)», agregó.

Dijo que la reunión de Macron con representantes de SDF no le sentó bien a la alianza franco-turca y advirtió que «Turquía no dudará en tomar las medidas que considere necesarias para proteger su seguridad nacional».

Durante la reunión, Macron aseguró a la SDF el «apoyo activo» y la ayuda financiera para «responder a las necesidades humanitarias y la estabilización socioeconómica de las poblaciones civiles en Siria».

En diciembre pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó la retirada de las 2.000 fuerzas estadounidenses de Siria, pero Francia se comprometió a mantener sus fuerzas en el norte del país.

La abrupta acción de Trump generó preocupación entre los militantes kurdos respaldados por Estados Unidos que operan en el norte de Siria y los dejó sintiéndose abandonados por Washington. Francia intervino para asegurar a los militantes su apoyo continuo.

Según se informa, unas 1.200 tropas francesas siguen desplegadas en el norte de Siria, buscando apuntalar el SDF.

«Por ahora, por supuesto, seguimos en Siria», dijo la ministra de Asuntos Europeos de Francia, Nathalie Loiseau, en la televisión CNews.

Un funcionario del Palacio del Elíseo dijo que los asesores de Macron aseguraron al apoyo de Francia a SDF en una reunión con las figuras del grupo, incluidos los copresidentes Ilham Ahmed y Riad Darrar, en París unos días después del anuncio de Trump.

Francia es miembro de una «coalición» liderada por Estados Unidos que ha estado llevando a cabo ataques aéreos en lo que se dice que son objetivos Daesh dentro de Irak y Siria desde 2014. También ha estado suministrando armas a los militantes que luchan para derrocar al gobierno del presidente sirio Bashar al-Assad.

Fuente