En los últimos años, han circulado denuncias en la prensa de que Estados Unidos puede retirar sus armas con capacidad nuclear de la base aérea de Incirlik y transferirlas a Grecia. El gobierno griego, sin embargo, ha desestimado las reclamaciones.

El senador demócrata estadounidense Bob Menéndez, en una entrevista con el periódico Kathimerini, amenazó a Turquía con sanciones y descartó cualquier entrega de aviones F-35 a Ankara si compra los sistemas de defensa aérea S-400 de Rusia.

«No hay posibilidad de que tengan los F-35. Habrá sanciones bajo la ley que existen hoy. Esta es una compra de un equipo militar importante de Rusia y es una actividad sancionable para cualquier persona en el mundo, incluyendo Turquía. Y no hay manera de que tengamos … un F-35 al lado de un S-400 que realmente pueda vigilar la esencia misma de la tecnología que tenemos en el F-35. Por lo tanto, es imposible que suceda, «Menéndez dijo en la entrevista, publicada el lunes.

Cuando se le preguntó si Washington podría considerar trasladar la base militar estadounidense de Turquía a Grecia en caso de un mayor deterioro de los vínculos, el senador expresó dudas de que Ankara tomaría ese camino. Sin embargo, enfatizó que Washington haría lo que sea necesario para proteger la seguridad nacional, por lo que no descarta la opción.

El Sr. Menéndez se encuentra actualmente en una visita a Atenas, donde tiene previsto reunirse con el presidente griego Prokopis Pavlopoulos. Anteriormente, el senador visitó Chipre, donde sostuvo conversaciones con el presidente Nicos Anastasiades.

A principios de abril, Menéndez y el senador republicano Marco Rubio presentaron el proyecto de ley de la Asociación de Seguridad y Energía del Mediterráneo Oriental en el congreso, buscando reformar la estrategia de los Estados Unidos en la región y reforzar los lazos con Atenas y Nicosia.

Fuente