El Ministerio ruso de Defensa realizó hoy una advertencia a Estados Unidos contra sus amenazas y propósitos de agredir militarmente a Venezuela, en línea con recientes declaraciones de la cancillería de esta nación.

Poco antes de iniciarse aquí la VIII Conferencia Internacional de Seguridad de Moscú, el viceministro ruso de Defensa, coronel general Alexander Femin, denunció las negativas consecuencias de una eventual acción armada de Washington contra Venezuela.

Un posible escenario bélico más bien contribuye a unir aún más al pueblo del país suramericano en torno a su legítimo presidente Nicolás Maduro, muy al contrario de lo que pretende la Casa Blanca, estimó Femin.

Nosotros consideramos que el legítimo gobierno venezolano, dirigido por Maduro, mantiene el control de la situación y las Fuerzas Armadas están listas para repeler una agresión foránea, afirmó.

De acuerdo con el alto oficial, Rusia apoya a Venezuela en el marco de la cooperación técnico-militar, pues contamos con acuerdos que cumplimos para el restablecimiento de la disposición combativa de sus tropas y la técnica de combate.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, estimó que Washington todavía no entiende completamente la situación en la que se encuentra con su política respecto a Venezuela.

Pensaron que desde el principio el pueblo de Venezuela se levantaría contra su gobierno y se sentiría decepcionado de que el Ejecutivo no pudiera garantizar el funcionamiento normal de la esfera socioeconómica, declaró Lavrov al canal Zviesda.

De acuerdo con el diplomático ruso, los colegas occidentales se encargaron de esas dificultades: los estadounidenses arrestaron cuentas de la compañía petrolera Pdvsa y los británicos las reservas de oro.

Ahora, cuando los estadounidenses continúan diciendo que todas las opciones permanecen en la mesa, no tengo ninguna duda de que calculan las consecuencias de una aventura militar. Casi nadie de América Latina los apoyará en ese intento, opinó Lavrov.

Espero sinceramente que prevalezca la línea de sentarse a la mesa de negociaciones, como la propuesta por México, Bolivia, Uruguay y la comunidad del Caribe. El presidente venezolano está listo para estas conversaciones, recordó el ministro ruso.

Fuente