El Congreso Judío Mundial ha condenado como antisemita una tradición sostenida por un pequeño pueblo polaco, que consiste en golpear y quemar una efigie de Judas Iscariote, el traidor de Jesucristo.

Un video que muestra la celebración de este año de una dudosa tradición local en Polonia fue publicado por el sitio web de noticias local ekspresjaroslawski.pl y atrajo la atención internacional. El Congreso Mundial Judío lo condenó en una declaración el domingo.

«Los judíos están profundamente perturbados por este repugnante resurgimiento del antisemitismo medieval que llevó a una violencia y un sufrimiento inimaginables», dijo el CEO Robert Singer. «Solo podemos esperar que la Iglesia y otras instituciones hagan todo lo posible para superar estos prejuicios espantosos que son una mancha en el buen nombre de Polonia».

El peculiar rito de «judaszki» o «juicio de Judas» es mantenido por la ciudad de Pruchnik en el sureste de Polonia, que tiene una población de aproximadamente 3,500. Con sus raíces remontadas al menos al siglo XVIII, el rito se lleva a cabo el Jueves Santo y el Viernes Santo.

Una efigie llena de paja de Judas, que se hace como una caricatura de una persona judía con una nariz larga, se cuelga el jueves junto a la iglesia local y permanece allí durante la noche. El viernes, se lleva a cabo un simulacro de juicio, después de lo cual los locales arrastran la efigie por las calles mientras los niños corren tras ella y la golpean con palos largos que representan las 30 piezas de plata. La efigie se corta y se quema mientras sus restos se arrojan al río Mleczka local.

La tradición solía ser honrada en otras partes de Polonia, pero la Iglesia Católica finalmente la prohibió porque tendía a desencadenar la violencia contra los judíos, según una guía de viajes publicada por la Organización de Turismo de Polonia. La versión mantenida en Pruchnik es el único evento que queda.

Las tradiciones populares teñidas de antisemitismo también sobreviven en las partes occidentales de la vecina Ucrania, que solía ser parte de Polonia. Las escenas tradicionales de la natividad allí incluyen a menudo una caricatura judía, que generalmente se muestra tratando de obtener un beneficio de la Sagrada familia.

Fuente