El presidente iraní, Hassan Rouhani, dio una bienvenida formal al primer ministro pakistaní, Imran Khan, cuya histórica visita a Teherán se espera que inicie una nueva era en las relaciones entre los dos vecinos.

Khan y su delegación de alto perfil aterrizaron en Teherán el domingo por la noche después de una breve parada en la ciudad nororiental de Mashhad, donde el primer ministro visitó el santuario sagrado de Imam Reza (AS), el 8vo.

Rouhani dirigió la ceremonia de bienvenida para Khan en el Palacio de Sa’adabad el lunes por la mañana, donde se esperaba que sostuvieran una reunión a puerta cerrada sobre diversos temas, incluida la seguridad fronteriza.

El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, el ministro de Carreteras e Industria, Mohammad Eslami, y algunos otros miembros de alto rango del gabinete también estuvieron presentes en la ceremonia.

Se espera que Khan se reúna más tarde con el líder de la Revolución Islámica Ayatollah Seyyed Ali Khamenei.

Se espera que el delicado tema de la seguridad fronteriza domine la conversación entre los funcionarios iraníes y pakistaníes.

Antes de la visita, las familias de varios guardias fronterizos iraníes asesinados por grupos terroristas escribieron a Khan y le pidieron que tomara medidas rápidas contra los grupos que cruzan libremente en territorios iraníes desde Pakistán.

Irán ha pedido en varias ocasiones a Pakistán que aborde el problema, incluso ofreciendo lanzar una operación militar y de inteligencia para localizar y eliminar a los terroristas.

Fuente