Irán ha vuelto a amenazar con cerrar el Estrecho de Ormuz si se le impide utilizar la vía estratégica del Golfo Pérsico para exportar petróleo: «Bajo el derecho internacional, el Estrecho de Ormuz es un «pasaje marítimo»; si se nos impide usarlo, lo cerraremos. Si hay alguna amenaza contra nuestro mar territorial, no dudaremos en responder», dijo Ali Reza Tengseiri, comandante de la Fuerza Naval de la Guardia Revolucionaria de Irán, según informó la agencia de noticias FARS.

Las autoridades iraníes han amenazado varias veces con cerrar el estrecho, considerado una de las vías fluviales más importantes del comercio mundial. La mayor parte del petróleo proveniente de los principales productores de la región, como Arabia Saudita, Irak y Kuwait, pasa por el Estrecho de Ormuz en dirección a los mercados sedientos de petróleo en Asia.

Esta vez, la declaración sucedió en medio de las crecientes tensiones con EEUU, que anunció planes para poner fin a todas las exenciones temporales para los países que todavía compran petróleo iraní. La medida es parte de la política de Washington de ejercer una «presión máxima» sobre Irán, con el objetivo de afectar los ingresos petroleros del país.

En noviembre pasado, la administración Trump volvió a imponer sanciones al sector petrolero de Irán después de que EEUU se retirara del Acuerdo Nuclear de 2015 entre Teherán y el grupo P5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania).

 

Fuente