/

El domingo, Sri Lanka fue golpeada por una serie de ataques de bombardeos coordinados contra iglesias y hoteles en todo el país, que se cobraron la vida de al menos 321 e hirieron a unos 500 más. El ministro de defensa del país declaró recientemente que la serie de explosiones fue una respuesta al ataque de la mezquita de Christchurch en Nueva Zelanda, que apuntaba a los musulmanes.

El grupo terrorista Daesh * se atribuyó la responsabilidad de los atentados de Sri Lanka, informó Reuters. Sin embargo, la agencia de noticias señaló que los terroristas no han proporcionado ninguna evidencia de la afirmación.

Hoy es un día de luto nacional por las víctimas de las múltiples explosiones del domingo, que se llevaron a cabo en varias partes del país, golpeando a varias iglesias con fieles de vacaciones de Pascua, así como a hoteles en Colombo y otras ciudades.

Mientras tanto, la policía de Sri Lanka anunció que la cifra de muertos por los ataques aumentó a 321, y que unos 500 más resultaron heridos.

Fuente