El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, elogió la decisión del presidente Donald Trump de poner fin a todas las exenciones temporales para los países que compran petróleo iraní.

Netanyahu describió la decisión de Trump de “gran importancia”, pues asegura que esto aumenta la presión al “régimen terrorista” de Teherán: “Apoyamos el compromiso de EEUU para luchar contra la agresión iraní y esta es la forma correcta de enfrentarla”.

La medida se produjo como parte de la política de la Casa Blanca de ejercer una «presión máxima» sobre Irán con el objetivo de que el país de Oriente Medio no tenga ingresos por su industria petrolera.

En noviembre pasado, la administración Trump impuso más sanciones al sector petrolero de Irán, después de que EEUU se retirara del Acuerdo Nuclear de 2015 entre Teherán y los cinco Estados miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania (P5+1).

Más tarde, EEUU otorgó exenciones temporales (conocidas como «excepciones de reducción significativa») a ocho países, Turquía, China, Grecia, India, Italia, Japón, Corea del Sur y Taiwán, para permitirles reducir gradualmente su dependencia de la importación de petróleo iraní.

Fuente