Eslovaquia admite que las autoridades estadounidenses pueden usar el territorio del país para desplegar sus bases con armas nucleares. La declaración correspondiente fue hecha por Peter Marchek, jefe de la facción «Voz del pueblo» y miembro del parlamento nacional.

El político dijo que Washington tiene un gran impacto en el gobierno de Eslovaquia. La cuestión del despliegue de bases militares se resuelve a puerta cerrada y se enmascara cuidadosamente.

Eslovaquia ha comenzado una modernización a gran escala de los aeropuertos militares. Dicha actividad puede indicar su transferencia rápida bajo las bases de la fuerza aérea de los EE. UU. El diputado admite que el puerto aéreo de Sliač se convertirá en un territorio para el almacenamiento de armas, incluidas las nucleares. Es probable que los cuarteles estén ocupados por tropas estadounidenses.

Fuente