Este martes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua, a través de una nota de prensa de la Delegación del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional (Grun) en la mesa de negociación, comunicó al pueblo nicaragüense y a la comunidad internacional avances y acuerdos conseguidos con la oposición hasta la fecha.

La mesa de negociación aceptó una hoja de ruta“que establece el consenso en la toma de decisiones, periodicidad de las reuniones y confidencialidad de la negociación, entre otros aspectos”. De igual manera, una agenda de la negociación «para impulsar y cumplir con los temas consensuados y para fortalecer el buen desarrollo de la negociación”.

Otros puntos de la mesa son: el acuerdo para fortalecer los derechos y garantías ciudadanas consensuados y firmados por las partes y por los testigos, acompañantes y garantes internacionales, entre otros. Y el acuerdo sobre liberación de presos con el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Además, el Gobierno de Nicaragua ha excarcelado a 236 personas, quienes actualmente se encuentran en régimen de convivencia familiar. “El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, en un gesto de buena boluntad, tomó la decisión de poner en libertad a las personas detenidas en un plazo máximo de 90 días, a partir del 20 de marzo de 2019”, detalla el texto.

Por otro lado, “la delegación del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional presentó el 10 de abril a la representación de la contraparte en la nesa de negociación una propuesta de acuerdo sobre el retorno de los nicaragüenses en el exterior, que salieron del país en el contexto de los hechos acaecidos a partir del 18 de abril del 2018”.

Sin embargo, la propuesta no fue aceptada por la delegación opositora, por lo cual la parte gubernamental se ha “comprometido con la unidad y el reencuentro de las familias nicaragüenses” y aprobó el 15 de abril el Programa de Retorno.  Este programa está en proceso de implementación, y para ello, se solicitó formalmente el apoyo y cooperación de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El Gobierno de Nicaragua también que aún está pendiente por acordar el llamado a la comunidad internacional a suspender las sanciones contra el país.

La delegación del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional presentó una propuesta «para gestionar la cooperación y el apoyo de la comunidad internacional en la implementación de dichos acuerdos y para la suspensión de sanciones que afectan el derecho al desarrollo humano, económico y social de Nicaragua». Esta propuesta, según indicó el comunicado, no ha sido aceptada por la contraparte en la mesa de negociación.

Finalmente, la cancillería de Nicaragua aseveró que la mesa de negociación continuará en sus funciones dándole seguimiento al cumplimiento de lo establecido.

 

Fuente