El líder norcoreano, Kim Jong-un, que este miércoles ha llegado a Rusia en su tren blindado, hizo una parada en la estación de Jasán, una localidad rusa en la frontera entre los dos países.

El político dijo que su visita a Rusia «no es la última», informa el sitio web de la administración de Primorie. Kim fue recibido por el gobernador de la región, Oleg Kozhemiako, así como varios otros altos cargos regionales.

«Estoy feliz de pisar suelo ruso», dijo Kim, citado por el servicio de prensa de la administración. Se espera que el tren del líder norcoreano llegue a Vladivostok, la ciudad más importante del Lejano Oriente ruso, la tarde de este 24 de abril.

Esta noche, el líder del país asiático partió de Pionyang en su tren blindado con dirección a Rusia para la cumbre con el presidente ruso, Vladímir Putin, que se celebrará este 25 de abril en Vladivostok.

 

Fuente