El gigante farmacéutico alemán Bayer se enfrenta a una creciente oposición de los accionistas antes de su reunión anual el viernes. Los inversionistas de la compañía están criticando a la gerencia por no prever los riesgos de su mayor acuerdo.

Un número creciente de accionistas han dicho que no apoyarán a los ejecutivos y miembros de la junta de supervisión en el próximo voto de no confianza. La votación no tiene peso legal, pero un índice de aprobación lo suficientemente bajo podría ser riesgoso para el futuro del CEO Werner Baumann y otros gerentes que estuvieron a cargo de la adquisición por $ 63 mil millones del gigante agrícola estadounidense Monsanto.

«Con toda buena conciencia, no podemos excusar a la gerencia si se destruye tanto valor de los accionistas», dijo Ingo Speich, jefe de sustentabilidad y gobierno corporativo de Deka Investment, según lo citó Bloomberg.

Deka Investment es uno de los 10 principales accionistas de Bayer, y votará en contra de despedir a los consejos de administración y supervisión de Bayer por sus acciones, dijo Speich.

Según él, un índice de aprobación por debajo del 80 por ciento sería «perjudicial para la reputación» de la administración de Bayer. «Si tiene 20 por ciento de los accionistas en su contra, eso es mucho».

Las acciones de Bayer han perdido casi el 40 por ciento de su valor desde la adquisición de Monsanto en 2018. Actualmente, la compañía enfrenta más de 11,000 juicios en Estados Unidos por el herbicida Roundup de Monsanto y su ingrediente activo glifosato.

Baumann defendió la adquisición multimillonaria, alegando que «la adquisición de Monsanto fue y es una buena idea», y se llevó a cabo después de una cuidadosa diligencia debida.

Las fuentes le dijeron a Bloomberg que el mayor accionista de Bayer, BlackRock, tiene la intención de abstenerse de votar. Otro gran accionista, el administrador de activos de Deutsche Bank AG, DWS, también planea abstenerse de votar sobre la aprobación de la administración.

«Definitivamente habrá una reunión de accionistas turbulenta», dijo Markus Manns, gerente de fondos de Union Investment, uno de los 15 principales accionistas de Bayer. La pregunta crítica es si el equipo de administración de Bayer evaluó correctamente los riesgos legales antes de hacer el trato, dijo, y agregó que «nos hemos vuelto un poco más críticos».

Fuente