El presidente venezolano Nicolás Maduro afirmó el martes que para frustración de Estados Unidos y sus adversarios locales sigue al mando del gobierno y ejerce a plenitud sus competencias, incluido el control de las Fuerzas Armadas, tres meses después que el líder opositor Juan Guaidó se autoproclamó presidente interino.

«En Venezuela hay una Constitución, un Estado, un presidente y un gobierno en ejercicio», dijo Maduro en un acto de gobierno transmitido en cadena de radio y televisión.

Maduro argumenta que Guaidó forma parte de un complot dirigido por Washington para derrocarlo.

«Tenemos el control del gobierno, la conducción de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el control del territorio nacional y como presidente estoy gobernando todos los días y cumpliendo todos mis preceptos constitucionales», subrayó el gobernante socialista, quien catalogó como una «payasada» el intento de desalojarlo del poder.

“Este ensayo de golpe de Estado fracasado pasará a la historia como una comedia», insistió.

Pese al enorme apoyo popular que ostenta, el líder opositor no ha logrado debilitar el poder de Maduro, quien pese al asedio de las sanciones internacionales  continúa disfrutando del respaldo de las fuerzas armadas, el árbitro por tradición de las disputas políticas en Venezuela.

Fuente