El presidente de Gobierno español, Pedro Sánchez, afirmó el martes que no consideraría conformar un gobierno con el partido de centro-derecha Ciudadanos, despejando una de las principales dudas de cara a los comicios generales del domingo.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) aventaja en los sondeos, pero incluso en el escenario más optimista, Sánchez necesitaría formar una coalición o, por lo menos, recibir el respaldo de otros grupos parlamentarios para permanecer en el poder.

Durante un debate televisado la noche del martes, Sánchez dijo que “no está en mis planes pactar” con Ciudadanos.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha descartado en repetidas ocasiones una alianza con el PSOE debido a que Sánchez fue electo hace 10 meses con la ayuda de los votos de separatistas catalanes.

El líder socialista aún no acepta una oferta para formar una coalición con el partido Unidos Podemos, de extrema izquierda.

Fuente