Rusia invertirá más de 500 millones de dólares para expandir el puerto marítimo de Tartous, facilitando la recepción de casi dos millones de contenedores al año, dijo el ministro de Transporte de Damasco, Ali Hammud.

Actualmente, solo estamos recibiendo unos 20,000 contenedores en un período similar y con la modernización llevada a cabo por las empresas rusas, también habrá más puestos de trabajo y una mejor gestión administrativa, dijo.

La modernización del puerto para recibir barcos con más carga requiere una gran cantidad de dinero que el estado sirio no tiene actualmente, explicó en declaraciones a la prensa después de una reunión del Consejo Sirio de Ministros.

Hamoud dijo que no es la primera vez que una compañía extranjera opera un puerto nacional, ya que una compañía sirio-francesa actualmente administra el puerto de Latakia, y la compañía filipina a cargo de la gestión de Tartous dejó de operar con el estallido de la guerra en 2011.

Por otro lado, el ministro informó al gobierno que otorgó permiso a la aviación civil de Qatar para utilizar el espacio aéreo nacional, permitiendo que los nuevos ingresos que se perdieron en los años de guerra impuestos al país.

Mientras tanto, Imad Al Sabuni, jefe del Departamento de Planificación y Cooperación Internacional de Siria, dijo al diario Al Watan que las compañías rusas planean construir un aeropuerto y una fábrica de vacunas conjunta en Tartous.

Los acuerdos se alcanzaron durante la 11ª reunión de la comisión intergubernamental ruso-siria celebrada los días 13 y 14 de diciembre y como parte de otros 30 proyectos en curso, que se implementarán entre este año y 2020.

Rusia y Siria firmaron un acuerdo en 2017 sobre el despliegue del centro logístico de la Armada rusa durante 49 años en Tartus, que ahora se extiende a los programas de desarrollo económico.

Tartous, en la costa mediterránea de Siria, es la capital de la provincia del mismo nombre, con 1.892 kilómetros cuadrados y una población de casi medio millón de habitantes.

Fuente