El ejército israelí ha nivelado la casa de un adolescente palestino, a quien el régimen asesinó el mes pasado luego de acusarlo de matar a dos israelíes.

La casa, que fue demolida el miércoles por la mañana, perteneció a la familia de Omar Amin Abu Lila, quien fue asesinado por las fuerzas israelíes en la aldea de Abwein, ubicada al norte de la ciudad de Ramallah en la ocupada Cisjordania, el 19 de marzo.

El joven de 19 años fue acusado de apuñalar y matar a una tropa israelí y de matar a un rabino antes.

El Times de Israel informó que las fuerzas israelíes habían rodeado la casa de la familia de Omar en la aldea de Zawiya antes de reducirla a escombros.

La demolición se produjo después de que las fuerzas israelíes arrestaron a sus familiares para poder localizar su casa.

Fuente