El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, expresó hoy su aspiración de que la cumbre entre el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el mandatario ruso, Vladimir Putin, ayude a retomar los diálogos sobre desnuclearización.

Durante una reunión con el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, Moon aseguró que espera que el encuentro celebrado hoy entre Kim y Putin sea útil para reimpulsar las conversaciones de paz en la península coreana.

El análisis del diferendo en torno la desnuclearización y los nexos económicos bilaterales centraron hoy los debates del primer cónclave entre Putin y el máximo dirigente de la República Democrática Popular de Corea (RPDC), Kim Jong-Un, efectuado en la ciudad rusa de Vladivostok.

Tenemos el deseo de que la cumbre RPDC-Rusia sirva de base para reiniciar las conversaciones entre Pyongyang y Estados Unidos, congeladas las tras fallida cumbre de Hanoi, comentó Moon de acuerdo con una nota de la oficina presidencial.

El mandatario surcoreano agradeció los esfuerzos de Putin para lograr una solución política y diplomática al asunto de la península coreana y abogó por una reunión bilateral en el marco de la cumbre del G20 que se celebrará en la urbe japonesa de Osaka finales de junio.

Por su parte, Pátrushev aseguró que Moscú comparte la aspiración de lograr la completa desnuclearización y pacificación de la región.

Tras su encuentro con Kim en Vladivostok, Putin destacó la necesidad de eliminar todas las armas nucleares pero insistió en ofrecer las ‘debidas garantías de paz y seguridad’ a la RPDC.

Desde el inicio de las negociaciones con Estados Unidos y Corea del Sur, Pyongyang ha reafirmado su compromiso con el desarme, pero de forma gradual y acompañado de un levantamiento progresivo de sanciones impuestas por la Washington y el Consejo de Seguridad de la ONU.

Sin embargo, la Casa Blanca no apoya esa propuesta lo que ha estancado las conversaciones.

En ese sentido, el líder de la RPDC ha criticado el doble discurso de la administración del presidente Donald Trump en el camino hacia la paz, al hacer caso omiso a los pasos concretos emprendido por su nación en pos del desarme.

Fuente