Estados Unidos espera que miles de millones de dólares en inversiones fluyan a Venezuela después de que el presidente Nicolas Maduro sea retirado del poder, dijo el jueves el Representante Especial para Venezuela, Eliott Abrams.

«En el futuro, se invertirán miles de millones de dólares en Venezuela para reconstruir los sectores agrícolas e industriales», dijo Abrams en un discurso de apertura en el Consejo del Atlántico en Washington.

El diplomático estadounidense dijo que las instituciones financieras internacionales ya estaban haciendo planes para prestar al país miles de millones de dólares más. Agregó que la asistencia humanitaria está «lista para fluir» en la frontera con Venezuela.

«Los suministros humanitarios comenzarán a ingresar de inmediato y los trabajadores calificados buscarán restaurar la electricidad, el agua potable y la producción de petróleo», dijo Abrams, mientras pintaba un cuadro de lo que Estados Unidos espera para el país una vez que se imponga un nuevo gobierno.

El diplomático estadounidense admitió que los esfuerzos para restaurar la economía del país «llevarán años de trabajo e inversiones considerables».

El discurso de Abrams fue recibido con protestas cuando un grupo de manifestantes interrumpió sus comentarios y comenzó a abuchearlo. Los manifestantes portaban carteles y cantaban consignas denunciando la política estadounidense en Venezuela.

Washington apoya activamente al líder opositor venezolano Guaido, quien se declaró ilegalmente a sí mismo como presidente interino en enero después de disputar la reelección de Maduro. Estados Unidos respaldó de inmediato a Guaido, pidió a Maduro que renuncie y se apoderó de miles de millones de dólares de los activos petroleros del país. Varios otros países han seguido el ejemplo, facilitando la toma de las misiones diplomáticas venezolanas por los representantes de Guaido.

Rusia, Bolivia, China, Cuba, Turquía y varios otros países han expresado su apoyo a Maduro como el único presidente legítimo de Venezuela. El Fondo Monetario Internacional (FMI) aún no ha tomado su decisión final sobre si reconocer o no a Guaido.

Fuente