Nos interesa que se apruebe la reforma laboral en el Senado para impedir se utilice de pretexto en Estados Unidos para reabrir la negociación del Tratado de Libre Comercio (T-MEC), declaró hoy el presidente de México.

En su conferencia matutina en el Palacio Nacional el mandatario Andrés Manuel López Obrador reiteró su política hacia el vecino del norte y repitió ‘que no queremos meternos en los asuntos internos de esos países (incluye a Canadá) pues hay en Estados Unidos una situación política electoral, y no queremos estar participando en esas diferencias, que no ya excusas ya que se llegó a un acuerdo en lo comercial, queremos cumplir con nuestros compromisos’.

Parte de esos compromisos, dijo, es que se tenía que hacer una reforma laboral para, aunque parezca increíble, democratizar a los sindicatos.

Parece increíble que la propuesta la hayan hecho en Estados Unidos y que haya coincidido con lo que hemos venido demandando desde hace muchos años, por eso decimos sí a la reforma laboral porque favorece a los trabajadores mexicanos, expresó el presidente.

En cuanto a una entrevista con el senador Napoleón Gómez Urrutia, líder de la Central Internacional de Trabajadores, reveló que abordaron el tema de la reforma laboral y la necesidad de que la apruebe el Senado por lo antes expresado.

Opinó que la reforma tiene avances importantes, por ejemplo lo de la democracia sindical, que los trabajadores puedan elegir libremente a sus representantes por voto libre y secreto.

Explicó que el caso de Gómez Urrutia es polémico porque los que mandaban antes lo expulsaron de México y durante 12 años lo mantuvieron fuera del país, él los enfrentó, pero tuvo que irse al exilio. Nosotros no perseguimos a nadie, garantizamos las libertades, y su regreso no le gustó a los que mandaban, a los conservadores.

‘Ahora es senador de la República, pero, además, presidente de la Comisión de Trabajo y eso no le gusta a los conservadores, es polémico, polariza, es verdad, dijo, al tiempo que reconoció que ayudó a su regreso al país porque pensamos que era una injusticia y como también fuimos víctimas de la persecución no queríamos que eso siguiera con él’, dijo López Obrador.

En otro tema anunció que ayer se canceló el organismo de fomento al turismo ‘que era un barril sin fondo y no se fomentaba el turismo, sino que se utilizaba el dinero para comprar voluntades y pagar publicidad. Ya no existe el Proméxico que tenía 60 oficinas en las principales ciudades del mundo, con puros recomendados’.

Estoy esperando, dijo, a que se apruebe la ley de austeridad y si demora mucho, como depende de nosotros, firmaremos un memorándum, haremos un memorándum interno para que nadie pueda pensar que es más de lo mismo. Ya nadie va a hacer negocios al amparo del Estado, tenían secuestrado al gobierno, buscaban hacer negociosos y quedarse con el dinero del presupuesto,

El mandatario también abordó el tema de Petróleos Mexicanos (Pemex) y recordó que los contratos que se firmaron en la reforma energética no se traducen en producción petrolera.

Añadió que según informe que le presentaron hace 15 días con más de 100 contratos solo se habían extraído cuatro mil barriles diarios que es casi nada,

Esos contratos nos dejaron en una situación delicada pues en un año se perdieron durante la reforma de 400 a 500 mil barriles diarios y bajamos a un millón 610 mil barriles, que fue lo que recibimos el 1 de diciembre y ya estamos en un millón 680 mil por lo cual remontamos la caída y pensamos que vamos a estabilizar y poco a poco a finales de año, dijo el gobernante.

Fuente