El presidente ruso, Vladimir Putin, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, han llegado al lugar de su primera reunión cara a cara. La cumbre se lleva a cabo en la isla Russky, cerca de Vladivostok.

La tan esperada reunión de los dos líderes ha llamado la atención de los medios. Cerca de 300 periodistas acreditados inundaron el lugar, el campus de la Universidad Federal del Lejano Oriente (FEFU), para cubrir la cumbre histórica. Los dos líderes se dieron la mano en frente del edificio antes de proceder para una ceremonia de bienvenida con los oficiales acompañantes y sentarse a charlar.

El tren blindado de Kim llegó el miércoles, un día antes de que Putin volara desde la ciudad siberiana de Chita.

Anteriormente, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que la primera reunión individual entre Kim y Putin no duraría más de una hora y sería seguida por consultas con funcionarios de ambos países.

La desnuclearización de la península de Corea es el tema principal de la cumbre de Kim-Putin, pero también habrá conversaciones sobre relaciones bilaterales, comercio y ayuda humanitaria. La primera reunión uno a uno está programada para durar aproximadamente una hora, seguida de consultas adicionales con otros funcionarios gubernamentales.

Después de la cumbre, Putin tiene previsto visitar China.

Fuente