La tasa de desempleo en España subió en el primer trimestre de 2019 y se registró en 14,7%.

Según los datos de la primera Encuesta de Población Activa (EPA) del año, el ‘paro’ subió en 49.900 personas en dicho periodo, lo que representa un aumento de 1,5% frente al último trimestre de 2018, es decir, 3.354.200 personas.

El desempleo afecta al 14,7% de la población activa española, un 0,25% más que el trimestre anterior. En este periodo hubo 93.500 empleos menos.

No obstante, aunque dicho resultado puede parecer negativo, ha descendido en mas de 2 puntos y está lejos de los registros del peor momento de la crisis, el 26,94% de 2013.

Medios españoles destacan que este comportamiento es habitual y que así ha sido en los últimos diez años.

A pesar del aumento en el desempleo entre enero y marzo pasados, el informe revela puntos positivos, como el récord en contratación indefinida, que alcanzó un máximo histórico de 12,1 millones trabajadores indefinidos tras crecer en 89.900 personas respecto al trimestre anterior (0,7%).

O también el acelerado ritmo de creación de empleo en los últimos 12 meses, no visto desde antes de la crisis, en 2007. En el último año, el empleo ha crecido 3,16%, es decir en 596.900 personas.

Fuente