El líder norcoreano, Kim Jong Un, puso el viernes una ofrenda floral en el memorial de la Flota de la Gloria Militar del Pacífico en Vladivostok, informó un corresponsal .

Antes de la llegada de Kim, se dispararon fuegos artificiales desde un barco atracado cerca.

Una cinta roja en la corona decía «Kim Jong Un» y «Guerreros que sacrificaron sus vidas en La lucha por la patria» en coreano.

Oleg Kozhemyako, el gobernador del territorio ruso de Primorsky, el embajador ruso Oleg Burmistrov, el embajador en Corea del Norte, Alexander Matsegora y el viceministro de Relaciones Exteriores, Igor Morgulov, asistieron a la ceremonia.

Por otra parte, la guardia de honor de la Guardia Nacional rusa participó en ella.

La orquesta de la guardia de honor tocó el himno nacional ruso antes de la ceremonia y una canción folclórica coreana, Arirang, después.

Después de depositar la corona, Kim abandonó el lugar en su limusina negra.

Inicialmente, se esperaba que la ceremonia se llevara a cabo más temprano en el día, sin embargo, se retiró la corona del memorial y se devolvió allí sin su cubierta de plástico y la cinta, lo que provocó especulaciones de que la ceremonia había sido cancelada.

Un portavoz del Ferrocarril del Lejano Oriente ruso dijo al viejo Sputnik que se esperaba que el tren privado de Kim saliera de Vladivostok a las 05:00 GMT como estaba previsto.

Kim llegó a la ciudad rusa del Lejano Oriente el miércoles por la noche para su primera reunión con el presidente ruso Vladimir Putin. La histórica cumbre se celebró el jueves. Los dos líderes pasaron alrededor de dos horas en una reunión individual y, posteriormente, mantuvieron las negociaciones en un formato ampliado. Putin y Kim discutieron la situación en la península de Corea y varios proyectos conjuntos durante las negociaciones.

 

 

 

Fuente