Ucrania sigue dependiendo en gran medida del gas ruso, por lo que no podrá utilizar flujos inversos si el tránsito de gas se detiene por completo, dijo Vladimir Putin. A partir de ahora, los flujos de gas inverso «existen solo en papel».

No hay flujos inversos reales de gas en Ucrania, dijo Putin, y agregó que «si no hay tránsito, tampoco hay suministro de gas». Al parecer, se refería a los informes de que Ucrania sigue comprando suministros de gas ruso a un nivel más alto precio de las naciones europeas.

El presidente ruso dijo que Ucrania está comprando gas al doble del precio que podría haber pagado. Mientras tanto, Kiev está «tonteando» en lugar de aceptar las condiciones de tránsito de gas decididas por Moscú. Eventualmente, es el contribuyente ucraniano el que más sufre, argumentó Putin.

En los últimos años, los precios de la calefacción se han incrementado en un increíble 1.400 por ciento, mientras que los niveles de vida han «disminuido drásticamente», anotó. Kiev sostiene que los flujos de gas inverso de la UE a Ucrania ayudan al país a superar su dependencia del gas ruso.

 

 

 

 

Fuente