Turquía envió una serie de contigente militar a la frontera con Siria. Las fuerzas especiales llegaron al distrito de Reyhanli, ubicada en la provincia de Hatay, informaron este sábado medios locales.

Las tropas responden al plan de reforzamiento de presencia militar en la zona para combatir contra los grupos armados que hay en Siria. A principios de enero, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, precisó que prevé crear una zona de seguridad en el norte de Siria.

En este sentido, el embajador de Siria ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bashar Jaafari, dijo que no está de acuerdo con la medida que está tomando el país turco.

“Hoy en día, Turquía ocupa 6.000  kilómetros, si no más, es decir, Turquía ocupa cuatro veces más lo que Israel ocupó en los Altos del Golán”, destacó el diplomático durante las conversaciones en el organismo sobre la situación en este país de acuerdo con el proceso de Astaná, integrado por Rusia, Turquía e Irán, países garantes del alto el fuego en Siria.

Por su parte, el canciller turco, Hami Aksoy, precisó que su país desea tomar el control sobre la zona de seguridad en el noreste de Siria, un planteamiento que aún se está negociando.

La solución al conflicto en Siria se maneja dentro de dos opciones, la de Ginebra, organizada por la ONU, y la de Astaná. En este sentido, Turquía llevó a cabo su última operación en el país contra los grupos armados a principios de 2018.

 

Fuente