El ejército árabe sirio logró neutralizar los ataques terroristas del Frente para la Liberación del Levante, antes Frente Al-Nusra, en el oeste de Alepo, 350 kilómetros al norte de Damasco, informó el lunes la televisión local.

Los extremistas lanzaron un ataque intenso utilizando al menos una docena de atacantes suicidas combinados con ataques con misiles contra varias localidades, pero no lograron quebrar la defensa militar, dijo una fuente del Ejército.

Según los informes, al menos 20 terroristas murieron en aproximadamente dos horas de enfrentamientos, mientras que seis soldados sirios murieron en el área de una instalación en las afueras de Alepo.

Los extremistas lanzaron misiles y proyectiles de mortero matando a una persona e hiriendo a cinco civiles de las ciudades de Suquelbieh y Khandag, ubicadas en el norte de la provincia vecina de Hama.

Esas acciones fueron llevadas a cabo por miembros de la llamada Organización de Guardianes de la Religión, un grupo insurgente subordinado al antiguo Frente Al-Nusra, pero tampoco se infiltraron cuando ejecutaron acciones de infantería.

Según las insistentes denuncias sobre el tema, todas las regiones mencionadas están ubicadas en la zona de distensión de Idlib que nunca respetan para crear incluso provocaciones de ataques químicos y culpar a Damasco y Moscú.

Fuente