El presidente de Bolivia, Evo Morales, ratificó hoy la voluntad de este país de recuperar su acceso soberano al Pacífico y hacer justicia en la disputa que mantiene con Chile por la salida al mar.

‘En el Día de la Reivindicación Marítima, reafirmamos el irrenunciable propósito de los bolivianos de luchar para recuperar nuestra salida libre y soberana al Pacífico’, escribió el mandatario en su cuenta en la red social Twitter.

Asimismo, destacó que ‘con la unidad del pueblo, la verdad y la historia de nuestro lado, pronto se hará justicia’. El mensaje estuvo acompañado de la etiqueta ‘#MarParaBolivia’.

El Gobierno de Morales estableció el 29 de abril como una jornada para concienciar a los bolivianos sobre la demanda marítima ante Chile.

Esta nación andino amazónica también conmemora el 23 de marzo el Día del Mar, en apoyo de esta reivindicación y para recordar la primera resistencia del país ante la invasión chilena a su litoral en 1879.

Bolivia nació como república en 1825 con costas al mar, pero le fueron arrebatos 400 kilómetros de litoral y 120 kilómetros cuadrados de territorios ricos en minerales, sostienen las autoridades como uno de los argumentos históricos en la demanda marítima que llevan a cabo ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya frente a la negativa del Estado chileno a negociar.

El fallo de la CIJ, emitido en 2018, no desestimó como tal la demanda marítima boliviana y estableció claramente la necesidad del diálogo entre las partes para una solución definitiva de la situación de enclaustramiento.

Morales afirmó que la reivindicación continúa firme 140 años después, a pesar de la sentencia de la corte de La Haya.

Por su parte, el canciller Diego Pary, ha asegurado en varias ocasiones que este país jamás renunciará a su reivindicación marítima, el reencuentro con el mar es inevitable y desarrollaremos acciones para lograr ese objetivo, afirmó.

Pary llamó a la población a mantener la unidad, y resaltó que el apoyo de movimientos sociales, personalidades y pueblos de otros países hacen más vigente que nunca la demanda marítima boliviana.

Fuente