La Policía de Honduras reprimió este lunes las protestas realizadas en las calles de Tegucigalpa (capital) para recargar las reformas del Congreso que pretenden privatizar el sistema educativo y de salud.

El pasado 26 de abril se publicaron en el Parlamento dos normativas para la reestructuración del sector educación y salud, los cuales han sido rechazados por representantes de los referidos sectores.

Desde la aprobación de las reformas, los miembros de los gremios se han manifestado en contra de las mismas por medio de tomas de vías y medios para expresar su descontento con la decisión.

Los medios de comunicación locales y las fuerzas de seguridad se ubicaron a millas de estudiantes y maestros, quienes intentaron acercarse a la sede del Parlamento.

La policía usó bombas para la investigación y los resultados, entre ellos, un documento que fue afectado por la gravedad.

Los manifestantes han reiterado que «menos armas y más educación» en Honduras, mientras aseguran la intención del gobierno de Juan Orlando Hernández no es «mejorar» los sectores educativos y de salud, sino privatizarlos.

 

Fuente