México y La Habana están llamando a terminar el intento de golpe de estado liderado por el líder de la oposición respaldado por Estados Unidos, Juan Guaido, en Venezuela, diciendo que probablemente se convierta en un sangriento conflicto.

«El gobierno mexicano está siguiendo de cerca la situación que se está desarrollando en Venezuela y expresa su preocupación por la posible escalada de violencia y pérdida de sangre que podría ocurrir a causa de ello», dijo el gobierno en un comunicado.

El presidente mexicano, López Obrador, dijo que los venezolanos deben permanecer en paz, luego de que el autoproclamado impostor Juan Guaido intentara organizar el martes un derrocamiento militar del gobierno de Nicolás Maduro.

Guaido, que cuenta con el apoyo de Estados Unidos y docenas de aliados regionales, pidió al ejército de Venezuela que se levante y derrote al gobierno de Maduro el martes.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, tuiteó que Cuba rechaza «este movimiento golpista que intenta llenar el país con violencia» y calificó de «traidores» a los conspiradores.

Fuente