El Gobierno de España confirmó hoy que el dirigente opositor venezolano Leopoldo López, uno de los autores de la intentona golpista de la víspera en el país sudamericano, está refugiado en la embajada de Madrid en Caracas.

Según la agencia estatal de noticias EFE, que cita al Ministerio de Asuntos Exteriores, López y su familia se encuentran en la misión diplomática de esta nación europea, después de abandonar la legación de Chile en la capital venezolana.

Otro reporte de la agencia Europa Press corrobora la información y asegura que a lo largo de la jornada de este miércoles la cancillería española facilitará más datos.

En una alocución, el presidente de la República Bolivariana, Nicolás Maduro, precisó que los autores materiales del intento de golpe de Estado perpetrado este martes se encuentran prófugos de la justicia y refugiados en sedes diplomáticas.

Maduro aseveró que los jefes políticos de la ultraderecha, ‘promotores de esta aventura golpista, andan de embajada en embajada, huyendo luego de haber sometido a todo un país a la zozobra, a la angustia, a la incertidumbre’.

Desde el gubernamental Palacio de Miraflores, el mandatario subrayó la gravedad de las acciones desestabilizadoras acontecidas en una autopista del este de Caracas, en las inmediaciones de la base aérea conocida como La Carlota, objetivo inicial del comando golpista.

Además de un reducido grupo de militares -la mayoría presentes en el lugar a base de engaño- el conato contó con la participación del autoproclamado presidente encargado Juan Guaidó y de López, refugiado primero en la embajada de Chile y trasladado luego a la de España.

El opositor cumplía condena bajo el beneficio de prisión domiciliaria desde 2017, tras ser sentenciado por los delitos de instigación pública, asociación para delinquir, y ocasionar daños durante los hechos de violencia política desatados en 2014 como parte del plan desestabilizador denominado La Salida.