El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, afirmó que el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, estaba preparado para abandonar su país este martes ante las manifestaciones que pedían su renuncia, pero que Rusia le pidió que no lo hiciera.

“Tenemos entendido que tenía un avión en la pista listo para salir esta mañana. Pero los rusos le indicaron que debía quedarse”, sostuvo Pompeo en una entrevista al medio CNN.

Pompeo añadió que varios funcionarios venezolanos de alto nivel estaban preparados para salir del país ante las protestas que se realizaron este martes en Venezuela en contra del gobierno de Maduro.

“Estamos convencidos de que el pueblo venezolano obtendrá su democracia de vuelta. El presidente (Donald Trump) dejó claro que todas las opciones son posibles, eso incluye las militares”, aseveró Pompeo.

El secretario de Estado afirmó que Estados Unidos trabaja para evitar una opción militar en Venezuela, pero que si Trump opta por esa elección su país “puede llevarla a cabo para obtener los resultados que quiere el presidente”.

Las manifestaciones en contra de Maduro iniciaron luego de que el líder de la Asamblea Nacional y autoproclamado presidente venezolano, Juan Guaidó, difundiera un video en la madrugada de este martes (hora local) en el que afirmó que comenzaba “la fase final de la operación libertad”.

Guaidó apareció junto al opositor Leopoldo López e invitó a los venezolanos a dirigirse a la base militar La Carlota, en Caracas, para reclamar la renuncia de Nicolás Maduro.

Durante las protestas se presentaron enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas militares de Maduro, hubo quema de vehículos, se escucharon intercambios de disparos y la prensa registró el momento en que una tanqueta antidisturbios embistió a un grupo de personas en las protestas.

 

Fuente