Maduro aseguró que la Base Militar La Carlota nunca estuvo tomada, sino que un grupo de militares sublevados se concentraron en el distribuidor Altamira. Al respecto, destacó la lealtad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana al neutralizar el intento de golpe.

Ocho tanquetas fueron tomadas por los militares sublevados y trancaron la autopista Francisco Fajardo, también tenían cuatro ametralladoras de alto calibre, hechos sobre el que el presidente preguntó: «Se pretendió un golpe de Estado en una autopista (…) ¿A quién iban a matar? ¿Quién se frota las manos con esto?».

El mandatario ordenó que no hubiese un combate militar en el distribuidor Altamira, sino que «debían despejar la autopista y todos los implicados debían rendirse». Recordó que 80 por ciento de los militares llegaron al lugar bajo engaño y al percatarse de ello fueron reportándose a sus superiores.

Expresó que el gobierno ha enfrentado intentos de golpes de Estado como nunca antes en la historia por el afán de la ultraderecha de «imponer un gobierno ilegítimo y someter al país a un modelo neocolonial».

Han sido designados tres fiscales por el Fiscal General de la República, que investigarán los hechos por los delitos contra la paz y que dejaron al menos cinco generales gravemente heridos.

«El día de hoy fue un contraste de la paz y la Venezuela de violencia, del golpe de Estado, entregada a los intereses extranjeros y del imperio gringo», expresó el mandatario respecto al intento de golpe de Estado este martes.

Al pasar la tarde se convirtió en un problema de orden público.

Fuente