El Comité Coreano de Relaciones Culturales con el Extranjero (Ccrce) reafirmó su respaldo al presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro, y al pueblo de ese país, refirió hoy un portavoz de esa organización de amistad y solidaridad.

El hecho ocurre a horas de que la unión cívico-militar venezolana derrotara un intento de golpe de Estado apoyado por Estados Unidos, los sectores de la derecha venezolana y algunos gobiernos conservadores de la región.

Tales procederes contra la paz y estabilidad de un país soberano e injurias y calumnias tienen como meta la captura por parte del imperialismo norteamericano, de las singulares riquezas naturales de la patria de Simón Bolívar y de Hugo Chávez, fundamentalmente el petróleo, dijo la fuente a Prensa Latina.

Recientemente el Ccrce denunció también que la Revolución bolivariana es objeto de una recrudecida e inédita campaña de descrédito liderada por Estados Unidos, que estimula a gobiernos latinoamericanos a una manifiesta y virulenta campaña de agresión militar contra el pueblo venezolano y el presidente constitucional Nicolás Maduro.

La Agencia Central de Noticias de Corea (ACNC) recordó que el pasado 23 de enero el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) opinó que cualquier intento de las fuerzas exteriores de deponer al presidente legítimamente elegido acorde con la Constitución de un Estado soberano resulta evidente intervención en asuntos internos y flagrante violación de la ley internacional.

Aseveró que la firme posición de la RPDC es que el problema de Venezuela debe ser resuelto de manera pacífica según la voluntad y decisión independientes del Gobierno y pueblo venezolanos.

El Ccrce se manifestó igualmente ante Prensa Latina, contrario al recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene Estados Unidos contra Cuba.

Alertó al mundo de lo escito ayer en un Twitter por el mandatario estadounidense, Donald Trump, quien en ese texto amenazó con recrudecer aún más el bloqueo impuesto a la isla por su actitud solidaria hacia Venezuela.

Denunció la activación a partir de mañana por Washington del Título III de la controvertida Ley Helms-Burton, la cual codifica el bloqueo y remarca su carácter extraterritorial.

En tanto la ACNC subrayó que la RPDC y los pueblos de todo el mundo aspirantes a la justicia y paz estarán siempre al lado de los gobiernos y pueblos de Venezuela y de Cuba, que luchan por defender la soberanía y la estabilidad.

La RPDC y Venezuela establecieron relaciones diplomáticas en 1965 y nueve años después Caracas reconoció a este país como Estado soberano.

Fuente