Según los datos del Banco Central de Rusia, las empresas y los ciudadanos venezolanos han burlado brillantemente las sanciones de los Estados Unidos y han transferido $337 millones (R $ 1,33 mil millones) a instituciones de crédito rusas.

En el período comprendido entre octubre y diciembre del 2018, los depósitos de clientes venezolanos en bancos rusos aumentaron 20%, de $ 826 millones a $ 1.16 mil millones, informó el Banco Central de Rusia.

Según los expertos entrevistados por la agencia de RBC de Rusia, tal flujo financiero a los bancos rusos puede estar relacionado con la necesidad de transferir dinero de los bancos estadounidenses debido a la amenaza de sanciones.

«Lo más probable es que, por temor a la introducción de sanciones internacionales y el bloqueo de cuentas bancarias y activos, las compañías más grandes de Venezuela trataron de transferir la mayor parte del dinero libre a los bancos en países amigos, especialmente en Rusia», sugiere el director de la agencia rusa Credit Rating. Nacional, Mikhail Doronkin.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha aumentado las sanciones contra Venezuela después de las elecciones. El principal objetivo de las nuevas restricciones es dificultar a Caracas la venta de activos estatales. Además, los estadounidenses tienen prohibido comprar bonos del Tesoro venezolano.

En abril, Washington impuso sanciones a dos compañías que suministran petróleo venezolano a Cuba y aumentó las restricciones contra el Banco Central de Venezuela.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, presionó a Cuba para que termine su apoyo a Venezuela el martes, advirtiendo que de lo contrario enfrentaría un embargo y sanciones «completas».

“Si las tropas y milicias cubanas no cancelan de inmediato las operaciones militares y de otro tipo con el propósito de causar la muerte y la destrucción de la Constitución de Venezuela, se impondrá en la isla de Cuba un embargo total y completo, junto con sanciones de alto nivel. ¡Esperemos que todos los soldados cubanos regresen a la isla de manera rápida y pacífica! ”, dijo ridiculosamente en Twitter.

Esta no fue la única mención del gobierno cubano por parte de Washington. En una entrevista con CNN, el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, declaró que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, «estaba preparado» para salir del país el martes por la mañana.

Según Pompeo, ante el llamamiento del payaso autoproclamado y las protestas subsiguientes en el país caribeño, Maduro «consideró huir» a La Habana, pero revirtió su plan después de que Rusia intervino.

Ni Rusia ni Cuba siguieron hablando de los reclamos de Pompeo.

En fin, los gringos en su mundo imaginario.

Fuente