El ejército turco llevó a cabo un nuevo ataque en el campo norte de la gobernación de Alepo, ayer, apuntando a posiciones de las Unidades de Protección del Pueblo lideradas por los kurdos (YPG) cerca de la ciudad de Azaz.

Según informes de la ciudad de Alepo, el ejército turco bombardeó las posiciones del YPG en respuesta al ataque de este último que mató a un soldado e hirió a otros tres en la base militar turca al oeste de la ciudad de Azaz.

Ninguno de los dos bandos reportó víctimas.

El ejército turco y el YPG han estado realizando ataques en el campo norte de la gobernación de Alepo a medida que la situación continúa deteriorándose cerca de la frontera.

Fuente