El secretario de Estado de los EE. UU., Mike Pompeo, dijo en una entrevista que los principales funcionarios venezolanos no han sido tan claros acerca del abandono del presidente Nicolás Maduro como los funcionarios del gobierno de Trump habían alegado hace 24 horas.

El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, afirmó el martes que el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, el comandante de la Guardia Presidencial, Rafael Hernández Dala, y el juez principal de la Corte Suprema, Maikel Moreno, se habían comprometido a apoyar el intento de golpe de Estado de la oposición.

«Lo dejaron muy claro a otros miembros de la oposición. Y hoy no lo han indicado tan claramente», dijo Pompeo a NBC News el miércoles.

Pompeo reconoció que las condiciones políticas no estaban claras en Venezuela y que Maduro mantuvo la lealtad de figuras clave en el gobierno a pesar de los llamamientos del líder opositor respaldado por Estados Unidos, Juan Guaido, para un levantamiento que lo derrocara.

El martes, Padrino se comprometió públicamente a aplastar el intento de golpe de Estado y dijo que las fuerzas armadas de Venezuela se mantuvieron leales a Maduro y a la constitución del país. Guaido, quien se proclamó ilegalmente presidente interino en enero, pidió a los venezolanos y al ejército del país que se unan a su intento de derrocar al gobierno legítimo.

Maduro ha acusado a Estados Unidos de intentar organizar un golpe de estado para instalar Guaido y apoderarse de los recursos naturales de Venezuela. Rusia, China, Cuba, Bolivia, Turquía y varios otros países han expresado su apoyo a Maduro como el único presidente legítimo de Venezuela.

Fuente