El presidente estadounidense, Donald Trump, redobló la agresividad que mantiene hoy contra Cuba, al reiterar las amenazas de intensificar el bloqueo si continúa respaldando a Venezuela y a su mandatario constitucional, Nicolás Maduro.

A Cuba le espera un ’embargo muy duro’ si sigue apoyando a Maduro, manifestó el mandatario republicano en una entrevista anoche con la conservadora cadena de televisión Fox.

La aplicación de esa variante y sanciones del mayor nivel ‘dependerán de lo que pase’, agregó el gobernante del país que mantiene un cerco económico, comercial y financiero de casi 60 años contra la isla, el cual es rechazado por la inmensa mayoría de la comunidad internacional.

Sostuvo que ‘con el movimiento correcto, a Cuba le podría ir muy bien, podríamos hacer una apertura’, en un llamado a que la mayor de las Antillas cese su colaboración con Venezuela.

Para Washington, la permanencia de Maduro en el poder se debe en parte al apoyo cubano, lo cual ignora que el mandatario venezolano fue reelegido por el 68 por ciento de quienes votaron en los comicios de mayo de 2018.

Trump recalcó que endurecerá la posición contra Cuba ‘si no salen de Venezuela’, en referencia a los más de 20 mil colaboradores del país caribeño que prestan servicio en la nación sudamericana, y que autoridades norteamericanas señalan como militares, lo cual la isla desmintió reiteradas veces.

Por otra parte, el jefe de la Casa Blanca dijo que son rumores las afirmaciones del secretario de Estado, Mike Pompeo, a la televisora CNN de que Maduro estaba listo para abandonar su país con rumbo a La Habana, pero que Moscú le indicó quedarse.

‘Si ese es el caso no es aceptable, escuchas todo tipo de rumores, escuchas rumores sobre Rusia, muchos sobre Cuba’, expresó.

Hace dos días, Juan Guaidó, el autodenominado presidente venezolano en funciones, encabezó un reducido grupo de uniformados desertores para llevar a cabo un intento de golpe de Estado en Caracas.

Trump, otras figuras de la administración norteamericana y legisladores ratificaron el 30 de abril el respaldo de Washington al diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela, considerada en desacato desde 2016, y llamaron a los militares de ese país a unirse a tal acción.

En su cuenta personal de la red social Twitter, Trump escribió que se encontraba monitoreando de muy cerca la situación en Venezuela, y Estados Unidos, apuntó, está con el pueblo de esa nación y su libertad.

Después, el gobernante amenazó con recrudecer aún más el bloqueo impuesto a Cuba como parte de la hostilidad hacia la isla por su solidaridad con Venezuela.

Repitió en la plataforma de microblogging el argumento empleado por su Gobierno de que Cuba mantiene tropas en el país sudamericano.

‘Si las tropas y las milicias cubanas no cancelan de inmediato las operaciones militares y de otro tipo con el propósito de causar la muerte y la destrucción de la Constitución de Venezuela, un completo y total embargo, junto con sanciones del más alto nivel, se impondrán a la isla de Cuba’, indicó.

‘ÂíEsperamos que todos los soldados cubanos regresen a su isla sin demora y en paz!’, anotó Trump, quien desde su llegada al poder el 20 de enero de 2017 dio numerosos pasos para revertir un proceso de acercamiento bilateral.

Las amenazas de Trump siguen al anuncio del último 17 de abril de una serie de medidas para agudizar el bloqueo, incluidas más restricciones a los viajes de los norteamericanos a Cuba y límites al envío de remesas.

A ello se une que a partir de este jueves Washington permite la activación del Título III de la controvertida Ley Helms-Burton, la cual codifica el bloqueo y remarca su carácter extraterritorial.

Mediante ese acápite, ciudadanos de Estados Unidos podrán presentar demandas en las cortes norteamericanas contra personas y entidades, incluidas de terceros países, que realicen inversiones en propiedades nacionalizadas en Cuba tras el triunfo de la Revolución, el 1 de enero de 1959.

En tanto, la subdirectora de Estados Unidos de la Cancillería cubana, Johana Tablada, consideró la víspera en La Habana que la amenaza de Trump de imponer un bloqueo total a la mayor de las Antillas constituye una declaración irrespetuosa con una naturaleza cruel.

Parecen olvidar que durante 60 años los cubanos sufren el sistema de sanciones unilaterales más abarcador, complejo y sofisticado de la historia, subrayó la diplomática, y recordó que ningún otro país fue sometido a medidas tan absurdas.

Fuente