Las autoridades ucranianas no tienen la intención de completar la investigación y castigar a los responsables de los trágicos eventos del 2014 en Odessa. Sobre esto informaron ayer en el servicio de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular de Donetsk.

«Hoy recordamos una de las tragedias más monstruosas, el Khatyn de Odessa», dice en el comunicado. «La indignación absoluta es causada por el hecho de que, después de cinco años, los autores de estas terribles atrocidades aún no han sido encontrados. Además, ni siquiera vemos el deseo del liderazgo ucraniano de encontrar y castigar a los delincuentes».

El servicio de prensa agregó que la causa de este crimen fue la complicidad de las autoridades que llegaron al poder durante el golpe de estado en Ucrania.

«Rendimos homenaje a la memoria de todos los muertos y heridos en esa horrible tragedia, y nos condolemos con todas las familias y amigos de las víctimas de los eventos en Odessa», agregó el ente.

El 2 de mayo del 2014, en Odessa, los activistas de la organización nazi-fascista del Sector Derecho (prohibido en Rusia) y las llamadas “autodefensas del Maidán” incendiaron un campamento en el Campo Kulikovo, donde los ciudadanos de Odessa recolectaron firmas para el referéndum sobre la federalización de Ucrania y el estado del idioma ruso. Luego, los partidarios del movimiento Anti-Maidán se refugiaron en la Casa de los Sindicatos, pero los radicales rodearon el edificio y lo incendiaron. La tragedia mató a 48 personas. Los culpables aún no han sido castigados, y las víctimas han estado en el banquillo de los acusados.

Fuente