El fundador de la estación de radio de la comunidad indígena del sur de México, Estéreo Cafetal, Telesforo Santiago Enríquez, fue asesinado ayer jueves, informaron las autoridades mexicanas.

Según las autoridades del estado de Oaxaca, Enríquez, quien era educador y periodista, fue emboscado en su automóvil, en la ciudad de Juchitán, y recibió múltiples disparos que lo llevaron a morir en el lugar.

«Desde el gobierno, nos hemos comprometido a encontrar a los perpetradores que atacaron el periodismo mexicano», anunció el portavoz presidencial Jesús Ramírez en su cuenta de Twitter.

Varias organizaciones de derechos humanos y periodistas también han condenado el asesinato de Enríquez en las redes sociales y exigen que «este crimen atroz no quede impune».

El periodista era un profesor reconocido de estudios y promotor y defensor de los pueblos originarios.

La emisora ​​de radio se ubica y emite desde el municipio de San Agustín Loxicha.

Según EFE, Enríquez es el octavo periodista asesinado desde que el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, que el 1 de diciembre del 2018, asumió el cargo.

La lista de periodistas asesinados incluye a: Jesús Alejandro Márquez, quien fue asesinado en la Ciudad de México en diciembre pasado; Rafael Murua, quien fue asesinado en el estado de Baja California Sur en enero; Reylando López y Jesús Ramos Rodríguez, asesinados en los estados de Sonora y Tabasco, respectivamente, en febrero; y Santiago Barroso y Omar Ivan Camacho, asesinados en los estados de Sonora y Sinaloa, respectivamente, en marzo.

En los seis años de mandato del ex presidente Enrique Peña Nieto, 47 periodistas fueron asesinados en México.

Nueve asesinatos ocurrieron en el 2018 de un total de 2.347 ataques contra trabajadores de los medios de comunicación.

Fuente