Por octavo día consecutivo, aviones de combate de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas y la Fuerza Aérea Árabe Siria llevaron a cabo decenas de ataques aéreos contra las posiciones de los terroristas en el norte de Hama y el sur de Idlib.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (SOHR), con sede en Londres, dijo que más de 120 ataques aéreos se dirigieron a 30 áreas en ambas gobernaciones el 3 de mayo.

Varios videos publicados por activistas de la oposición siria muestran que la mayoría de los ataques aéreos fueron llevados a cabo por aviones de combate de ataque ligero L-39 y helicópteros Mi-8 \ 17 de la Fuerza Aérea Árabe Siria.

Según fuentes a favor del gobierno sirio, los ataques aéreos apuntaron a posiciones, fortificaciones, depósitos de municiones, vehículos y lanzadores de cohetes de varios grupos terroristas actualmente estacionados en Idlib y sus alrededores.

Un informe del periódico al-Watan de Siria afirmaba que estos ataques aéreos son parte de las preparaciones en curso para una operación militar alrededor de Idlib.

Fuente