El Banco de Rusia compró más oro en el primer trimestre del 2019 que cualquier otro país, en un esfuerzo por reducir la dependencia del dólar estadounidense, informó el Consejo Mundial del Oro (WGC).

Rusia fue nuevamente el mayor comprador, con 55.3 toneladas en el primer trimestre, por lo que la cantidad total de reservas de oro en el país es de 2.168 toneladas (19% de las reservas totales), según el informe.

El cuarto año consecutivo, Rusia aumenta sus reservas con otras 200 toneladas en el marco de su campaña de desdolarización, destaca el documento.

China también se encuentra entre los compradores más grandes, ya que compró 33 toneladas de oro en el primer trimestre.

Los países han aumentado sus reservas de oro en 145.5 toneladas en el primer trimestre, un 68% más que en el mismo período del 2018.

En enero se informó que Rusia ingresó al top 5 de los países con las reservas de oro más grandes del mundo al adquirir 8.8 millones de onzas de este metal en 2018.

En general, en 2018, el país euroasiático aumentó sus reservas de oro en un 14,9%, a 67.9 millones de onzas o alrededor de 2,112 toneladas, según los datos publicados por el Banco Central de Rusia.

Según Reuters, este logro permitió a Rusia sacar a China del quinto lugar en la lista de países con las mayores reservas de oro. En diciembre del 2018, las reservas del país asiático alcanzaron los 59.6 millones de onzas.

Actualmente Rusia sigue a Estados Unidos, Alemania, Francia e Italia en la lista.

Una fuente de la industria del oro rusa, que prefirió permanecer en el anonimato, dijo a Reuters que las sanciones occidentales empujaron al Banco Central de Rusia a aumentar sus reservas de oro.

Según el interlocutor de la agencia, el oro es el activo más seguro porque no se puede congelar o incluir en la lista negra. Además, Rusia apunta a «diversificar» los activos en moneda estadounidense.

Anteriormente, el banco central de Rusia informó que redujo significativamente sus activos en dólares entre junio del 2017 y el mismo mes del 2018.

Rusia es el tercer productor mundial de oro. En el 2017, el país euroasiático aumentó la producción del metal preciado en un 6%.

Fuente