El presidente de Bolivia, Evo Morales, instruyó hoy la implementación de un plan de viviendas para las familias damnificadas por el deslizamiento del barrio Inmaculada Concepción, en la zona sur de esta ciudad.

Vamos a reponer a estas familias con una casa de tres habitaciones, ya sea en La Paz o en El Alto (ciudad vecina), declaró el jefe de Estado en la Casa del Pueblo, sede Gobierno, ante una representación de los afectados.

Morales recordó que ante estos fenómenos fatales lo más importante es salvar la vida humana, porque todo lo demás tiene solución.

Lamentamos mucho lo ocurrido, pero basta de llorar, como Gobierno es nuestro deber estar con ustedes. Lo perdieron todo, pero al menos les vamos a entregar nuevas casas sin costo alguno, expresó.

A nombre de los damnificados, uno de ellos señaló que ahora lloran de alegría por escuchar las palabras de Morales, quien prometió resolver sus problemas habitacionales en pocos días.

Por su parte, el alcalde de la ciudad de La Paz, Luis Revilla, agradeció al mandatario por la acción, y se comprometió a informar a la Agencia Estatal de Vivienda los datos requeridos para que esta decisión se materialice lo más pronto posible.

Según la Alcaldía paceña, 164 viviendas fueron afectadas, de las cuales 68 colapsaron, tras el deslizamiento de tierra en el lugar, y 57 fueron desalojadas preventivamente a la espera de un informe geológico, en prevención de otros accidentes fatales, los cuales son comunes en esos sitios vulnerables.

Fuente